3 de septiembre de 2017

"Fake News" y las Lineas Editoriales

En un Uber en Miami, conocí a un veterano de guerra, marine de 20 años de carrera que se hizo banquero. Hace Uber unas noches a la semana para reducir su deuda relacionada a una maestría en administración. Hace unos $1,500 al mes y los abona al principal, una estrategia inteligente.

Al final de la conversación me dijo que él está seguro que una buena parte de sus colegas militares no creen en los medios de comunicación. Él me dijo que personalmente no consume información del todo, por la misma desconfianza. Cree que son parte de la misma estrategia de los políticos, que los ayudan a mantenerse en el poder y que están sesgados.

Le dije que si bien existen algunos medios que tienen una agenda y derecho a una línea editorial, también existen muchos otros que son periodismo serio y reconocido. Algunos de los mejores periodistas están trabajando para medios de Estados Unidos, al final se trata de tener la capacidad de analizar y distinguir lo que está dentro de la línea editorial y lo que no. Si bien no descartó mi argumento, el conductor estaba básicamente aferrado a su forma de ver el mundo y decepcionado de los medios masivos.

Estuve pensando un poco en lo que me dijo el conductor de Uber, y en realidad su enojo con los medios no es algo completamente inválido. En realidad es muy compleja la situación de los medios, y tomando en cuenta que ya la polémica de las “fake news” es hasta utilizada como un instrumento político, hay que tener una discusión al respecto.

Cuando la industria de los periódicos nació, el espacio donde tuvo un mayor desarrollo por el tema de las distancias y la cultura fue Estados Unidos. Los diarios, con un espacio y tiempo limitados para presentar su producto, se volvieron parte de la vida de las ciudades donde operaban. Pero además de delimitarse geográficamente, se alineaban ideológicamente, o en un espectro de los temas importantes del momento.

Charles Dudley Warner en su ensayo “The American Newspaper” de 1881 lo explica claramente, indicando que las líneas editoriales y los artículos de opinión revelan cómo los propietarios o directivos de cada empresa mediática ven el mundo. Estas visiones, contrapuestas con la competencia, tienen sus lectores. Esos lectores, pueden estar a favor de la visión del mundo de su diario, y probablemente, al otro lado del espectro, están quienes tienen una visión opuesta, con su propio medio de comunicación reforzándola.

Al informarnos con medios que “piensan” como nosotros, terminamos teniendo una visión del mundo filtrada por la línea editorial con la que nos sentimos bien. Nuestras creencias se van reforzando con el tiempo, y el público cautivo forma una colectividad con la que terminamos identificándonos.

Con la globalización y el internet, las barreras para informarnos terminan siendo bajísimas. Cada vez más medios de comunicación digitales tienen audiencias más globales. Ya no tenemos que elegir entre el periódico conservador y el periódico liberal de la ciudad donde vivimos, sino que podemos acceder gratis a informarnos en cualquier tipo de medio que elijamos, casi en cualquier idioma.

El internet ha permitido que conozcamos cada vez más del mundo, y con una diversidad de medios de comunicación elevadísima. Esto también ha sido aprovechado por algunos para fabricar noticias falsas, darle legitimidad a mentiras, y darle espacio a ideologías discriminadoras y totalitarias. Sumado a las redes sociales, donde las identidades son un enigma, la credibilidad es algo muy escaso. Pero no podemos quedarnos como el conductor de Uber, sin informarnos del todo.

Las noticias falsas son una realidad, son negativas para todos los medios y para los lectores. Pero no hay que confundir una línea editorial definida, formal y seria con medios que se dedican a fabricar las noticias a su conveniencia. ¿Cómo hacemos?

Como lectores, y consumidores de información, tenemos la cada vez más difícil tarea de elegir con cuáles medios nos informamos, y en quiénes decidimos creer. Pero también, de manera consciente necesitamos reconocer y asumirla responsabilidad de informarnos con un espíritu crítico, haciendo un análisis de lo que se nos presenta.

14 de marzo de 2017

Bitcoin y Blockchain

El bitcoin es una moneda virtual, que cuenta con la característica de ser, al mismo tiempo, una antimoneda de acuerdo a los estándares a que estamos acostumbrados. A diferencia de una divisa nacional, como el córdoba, el bitcoin no es emitido por una autoridad monetaria, no existe en formas físicas, no está respaldado por un Estado, ni está diseñada para ser controlada por entidades centrales o regulatorias.
-Entonces-, ¿cómo funciona? Hace poco quise explicarlo a un grupo de financieros, y fracasé en el intento. Decidí comprar un bitcoin en enero, para entenderle mejor, a través de la posesión del mismo, al concepto completo de la cripto-moneda más popular del mercado.
Investigando un poco en línea, el primer paso sería elegir un proveedor para tener mi “billetera” de bitcoin, similar a una cuenta bancaria. El proveedor, valga la aclaraciónm no es un intermediario financiero ni está regulado por nadie.
Abrir estas billeteras es sencillo, y para autenticarse basta con escanear una identificación, un código al celular y validación de correo electrónico. El número de billetera tiene 34 números y letras, como parte de la seguridad. Ese número funciona sobre el "blockchain", que explico más adelante, y es un identificador único.
Para comprar mi primer bitcoin tenía que hacer una transferencia bancaria a la cuenta de la empresa donde abrí mi billetera. Preferí pedirle a un colega con cuentas en Estados Unidos que me hiciera el favor de comprarme un bitcoin, y que me lo transfiriera a mi billetera. Le tomó menos de 15 minutos hacer la operación y le di el efectivo. Esta empresa cobra comisiones por transferencia y ofrece tarjetas de débito Visa sobre las cuentas de bitcoin, que son enviadas por correo postal.
Unos días después, mi bitcoin tenía un valor de US$100 más del que lo había comprado. La demanda del mismo en China hizo que los precios en enero se dispararan, por la alta demanda. Sin entrar en más detalles, solo mencionaré que lo vendí a buen margen sobre la inversión.
¿Cómo se crea un bitcoin? Con capacidad de procesamiento. Empresas que tienen suficientes servidores dedican dicha capacidad a servir como intermediarios del resto de los usuarios, y a través de un software, validan las transacciones que se hacen. De manera aleatoria, por esta función de validación, reciben un bitcoin que se genera.
Cada una de las transacciones queda en un “libro de bancos” público y digital, con la información de los usuarios está anonimizada. Este es el "blockchain". Block, o bloque, referido a las transacciones que se van incluyendo. "Chain", o cadena, porque se ordenan de manera cronológica y concatenada, siendo posible rastrear cada bitcoin hasta el origen del mismo, si alguien lo desea.
El elemento criptográfico, o anónimo de estas transacciones ha hecho que el bitcoin sea usado para la compra de drogas ilegales, pornografía y contraseñas de cuentas hackeadas, de manera que los proveedores y clientes quedan sin conocerse y anónimos, todo en línea. Esta ha sido una crítica seria, puesto que se eliminan intermediarios y maneras de rastrear la transacción. A esos críticos se les olvida que el efectivo funciona parecido. No importa quién lo tuvo antes, sigue valiendo lo mismo.
Otra particularidad es que el creador tanto del bitcoin como del blockchain nadie sabe quién es. Apareció una tesis en internet de un Satoshi Nakamoto – un Juan Pérez – y de manera colaborativa, sus reglas se aplicaron en el software.
Esencialmente es la comunidad que posee el bitcoin, confiando en el sistema colaborativo, la que le da valor y se autoregula en un mercado público.
El blockchain sustituye la necesidad de intermediación de una institución, puesto que la confianza se deposita en esa estructura, en el software de código abierto y los operarios mismos. En otras palabras, el blockchain permite que este 'commodity', que también es método de pago, sea aceptado por todos. Los usos del blockchain pueden ir desde casos como 'commodities' hasta votos, expedientes médicos y registros públicos.
El 10 de marzo, la Comisión de Intercambio de Valores de Estados Unidos determinó que el bitcoin no debe ser transado en la Bolsa como fondos cotizados (ETF), puesto que no hay mecanismos creados por otros Estados para evitar la manipulación y usos indebidos del bitcoin.
Hoy, hay 19 mil millones de dólares en valor en el blockchain de bitcoin. Hasta el momento, está claro que no es una divisa común y corriente. Pero, ¿es la forma – 100% digital la que se presenta – el  futuro de todas las divisas?

10 de febrero de 2017

El Efectivo en el Siglo XXI

He estado coleccionando monedas y billetes extranjeros desde bien pequeño. Creo que incluso cuando alguien se iba de viaje llegaba al punto de pedir de regalo dinero del país a ser visitado. Era emocionante guardar las monedas y estar adivinando el idioma y lo que significaba cada símbolo. Incluso tengo colones de El Salvador y balboas panameñas, las que usaban antes de dolarizarse.
Ha habido mención internacionalmente sobre un tema bastante complejo y que afecta a todos: ¿necesita una sociedad moderna dinero en efectivo?
En Suecia y Dinamarca la pregunta ya se hace de manera seria. El uso del efectivo se ha visto reducido considerablemente, e incluso hay bancos en donde ya no se mantiene inventario de billetes y monedas --900 de las 1,600 sucursales bancarias de todo Suecia--. Claro que en estos países las personas con cuenta bancaria se aproximan al 100%, por lo que tienen acceso a medios de pago alternativos. La discusión más bien se relaciona qué tan privado es usar una tarjeta versus el efectivo.
Pero el debate ya no solo se tiene en países desarrollados. WeChat es una empresa china que está presente en prácticamente todos los celulares de ese país. Es una mezcla de mucho: red social, servicio de mensajería, directorio de negocios y también banco. Uno puede enviar a sus contactos un pago como si enviaras un SMS, y también pagar en el punto usando un código QR, similar a usar una tarjeta de crédito. Lo usan 770 millones de chinos, y realizan 28 transacciones de pago por mes en promedio, según los últimos datos disponibles.
A inicios de noviembre, el Gobierno de India anunció la eliminación de ciertas denominaciones elevadas de la rupia, ascendiendo a un 80% del inventario total. Esto ha empujado a millones de indios a adoptar productos de dinero electrónico o ajustarse al uso de tarjetas. El banco central cuenta además con un sistema de pagos unificado para facilitar a desarrolladores e instituciones captar más usuarios.
Pero el enfoque central del Gobierno de India en reducir el efectivo físico tiene que ver con eliminar una gran parte de su economía informal, incluyéndola en el sistema. En muchos casos el efectivo da lugar a actividades ilegales, que lo utilizan en grandes cantidades. Adicionalmente, la falsificación estaba volviéndose un costo adicional concreto para el banco central.
Lo que ha pasado en India es que empresas se han visto en un ambiente propicio para la creación de cuentas destinadas a la mayoría de la población. La gente se ha estado viendo obligada a tener cuenta bancaria. No les queda de otra y el comercio sigue.
En Kenia, según un estudio del MIT y publicado por la revista Science en diciembre, el dinero electrónico ha permitido elevar el nivel de consumo en aproximadamente 194 mil hogares. El equivalente al 2% de la población, en otras palabras ha logrado salir de la pobreza gracias a tecnologías de inclusión impulsadas por empresas privadas. Lo más interesante del estudio es que refleja mejor desempeño en hogares liderados por mujeres, históricamente excluidas de la actividad económica. Muchas han pasado de actividades netamente agrícolas, a brindar servicios.
Este cambio en comportamientos puede parecer bastante pequeño a nivel individual, reemplazar el valor en efectivo por una cuenta. Pero a largo plazo y de manera masiva, se convierte en una fuerte de independencia y de mejor manejo de los recursos, que son escasos.
En definitiva, este tipo de progresos benefician a la economía. Van acompañados de incrementos en depósitos, agregan transparencia en las relaciones comerciales y además benefician al Estado reduciendo costos por imprimir las notas físicas y por acuñar las monedas. 
Por otra parte, al usuario le generan un historial verificable de transacciones, que en el uso intensivo del efectivo es imposible de medir con veracidad. En un mediano plazo, permite generación de crédito basado en ese historial. También, el dinero depositado en una cuenta no es susceptible de perderse, mojarse o romperse.
Muchos de los sustitutos para el efectivo ya son tecnologías usadas por usuarios del sistema bancario nicaragüense. Es decir, las tarjetas de crédito y débito, transferencias electrónicas y el dinero electrónico mismo. 
Cada día estoy más convencido, las monedas y billetes van a seguir siendo buenos artículos para coleccionar. 

23 de enero de 2017

Nica Tech Summit 2017

El Nica Tech Summit fue un evento organizado por Global Shapers el pasado 21 de enero en la Universidad Centroamericana. Aproximadamente 450 personas–una mayoría menores de 35–se reunieron para conversar sobre emprendimiento, tecnología y tendencias relacionadas. Creo que, hasta ahora, es de los eventos que logró sumar a más personas para tocar estos temas en el país. 
Tuve la oportunidad de asistir, y voy a compartir acá algunas cosas me llamaron la atención de las exposiciones de Airbnb, Uber y Facebook, y del evento en general.
Airbnb es un servicio que permite conectar a propietarios de casas o cuartos libres con viajeros o turistas, para que se hospeden de una manera alternativa y con una experiencia más hospitalaria, en muchos casos. El expositor menciona que están listadas 2 millones de propiedades, de las cuales 2,000 están ubicadas en Nicaragua.
Al mismo tiempo de presentar ofertas de manera transparente, promoviendo un mercado de manera muy abierta, la plataforma de Airbnb permite que en ubicaciones donde la infraestructura hotelera no se ha desarrollado, exista turismo. Se reveló también que el promedio de ingreso anual para los anfitriones nicaragüenses ronda los US$1,400, y la demanda está creciendo.
El gerente de Uber para Centroamérica también realizó una exposición sobre el servicio de transporte más grande del mundo, y que no tiene un solo carro. Al usar Uber, uno se inscribe en el teléfono con su tarjeta, solicita un vehículo para movilizarse a otro lugar, y el algoritmo suma costos, tiempo, distancia y demanda actual para entregar un precio exacto. Ni se negocia el precio, ni se entrega dinero. Es una transacción realmente iniciada y finalizada digitalmente.
Apartando el ruido político del gremio taxista, es importante reconocer que la movilidad en Managua es un tema importante. Necesita innovación, visión de futuro y adaptarse a nuevas tecnologías. La competencia que Uber plantea es una alternativa real para un mercado, y les alza la parada a los taxistas, siempre hay espacio para mejorar. 
Adicionalmente, el crecimiento del parque vehicular nunca va a lograr ser equivalente al crecimiento de parqueos, calles o ampliaciones. Ese espacio valioso que se utiliza para que se muevan vehículos podría ser recuperado para el comercio y áreas verdes en un futuro, con el simple hecho de poder compartir un vehículo varias personas. 
Es común que uno califique una empresa en dependencia de cuántos seguidores tenga. Facebook, a través de su área de emprendimiento, expuso cómo negocios pequeños pueden alcanzar mercados y segmentos amplios con herramientas digitales en la plataforma.
Todos tenemos un conocido que ha podido hacer crecer su negocio propio o creado un negocio desde cero usando Facebook. El efecto indirecto que Facebook ha estimado en América Latina es de 21 mil millones de dólares, con 569 mil empleos, según fue revelado en la presentación.
En el año 2011, la cantidad de usuarios de Facebook en Nicaragua era de 400 mil personas. A inicios de 2017, nos aproximamos a 2 millones. Para muchos es, además, el punto de partida para explorar otros sitios de internet y aprovechar al máximo sus redes de amistades y familiares.
Las tres empresas que mencioné antes son un ejemplo para todos los emprendedores. Han logrado aprovechar tendencias de mercado y digitalización de la economía para construir mejor valor y alterar mercados completos poniendo información a la mano de todos. 
Es la conectividad la que permite la existencia de empresas de este tipo, con competencia más desarrollada y beneficios concretos para los consumidores. Muchas de estas empresas nacionales estuvieron presentes. Algunas tuvieron la oportunidad de participar en un “Shark Tank”. Click Eat, Millenium y Virtual Lingos presentaron sus iniciativas muy innovadoras que construyen valor con tecnología y aprovechan el internet para brindar productos y servicios.
En el evento también se lanzó una guía para emprendedores, que fue entregada de manera física y a través del App Emprende, disponible en las tiendas Apple y Play Store. Contiene un paso a paso para montar una empresa, contactos valiosos y links en un solo sitio.
La propuesta de continuidad es lo más importante. Nica Tech Summit se ha propuesto continuar trabajando estos temas de manera colaborativa. Definitivamente una iniciativa más que, en un país con tantos retos como el nuestro, puede realmente generar cambio positivo.