23 de noviembre de 2013

#oehonduras a un día de la elección

"Nadie sabe que va a pasar aquí, nadie sabe quien va a ganar y seguro va a haber 'pijeo'", me dijo un familiar el día miércoles. Con esto me quería decir que habría una alta probabilidad de violencia alrededor de las elecciones de este domingo 24. Definitivamente, la incertidumbre es algo que pude notar desde que llegamos, y hoy sábado continúa.

El clima político en Honduras es bien complejo. Por un lado, el Partido Nacional, actualmente en el poder es de derecha dura y consevadora. Libre es un partido nuevo, con tendencia a la izquierda y jefeado por Manuel Zelaya. El Partido Liberal es una fuerza tradicional, afectado por la escisión de Libre. Los partidos pequeños son también parte de lo nuevo. La sombra de la crisis constitucional y el temor a la violencia son parte de esta elección también.



5 millones de hondureños están habilitados para votar este domingo, en más de 16 mil mesas de votación. Elegirán 1 Presidente, 3 designados presidenciales, 128 diputados al Congreso, 298 alcaldías o corporaciones y 20 diputados al Parlacen. Compiten 9 partidos, con 8 candidatos a la presidencia.

Los 4 candidatos con más fortaleza en las encuestas, que no son confiables, son Juan Orlando Hernández del Partido Nacional, Xiomara Castro del Partido Libre, Mauricio Villeda del Partido Liberal y  Salvador Nasralla del Partido Anticorrupción. Las encuestas dan como empate técnico a Hernández con Castro, a pesar de que se pronostican sorpresas para este domingo.

Lo que tenemos claro estará cambiando es el balancín bipartidista que ha sido tradición por 30 años, introduciendo en el juego de manera concreta al menos una tercera fuerza con relevancia, y una pluralidad alta en el Congreso Nacional. La correlación de fuerzas estará por definirse también.

La novedad es un sistema de elección para diputados, que bien puede ser por todos los candidatos de determinado partido, o bien por el número de diputados que corresponde para el departamento, haciendo posible un voto uninominal cruzado. Ahora bien, con una x de más, el voto se anula.


La observación electoral será fuerte y extendida, con misiones del Centro Cárter, Unión Europea, tribunales electorales de otros países y también sociedad civil internacional, como la de la Red Latinoamericana y del Caribe por la democracia, de la que soy miembro y contamos con unos 40 observadores internacionales.

En el particular, estaremos observando lo que ocurra en San Pedro Sula, en el departamento industrial de Cortés. En conjunto con la Universidad de San Pedro Sula, el día de las elecciones estaremos tendiendo una red en el área de metropolitana de 40 observadores, moviéndose entre los Centros de Votación. Contamos con un sistema de reporte de incidencias vía celulares, que serán mapeados en tiempo real y además comunicadas las incidencias de manera instantánea.

Para seguir más de cerca el trabajo de observación, pueden consultar el twitter @redlatcaribe y el HT #OEHonduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario