15 de noviembre de 2012

¿Y ahora que?

Yo nunca creí que no era conveniente ir a las 153 elecciones municipales del 4 de noviembre. Si supe que iba a ser mas difícil que el año pasado. Fui a votar por un candidato del único partido que no colabora con el Frente, que además conocía desde antes del proceso.

El abstencionismo arrasó en la mayoría del país, el Frente ganó limpio en muchos municipios, pero no su gente salió a votar, la fueron a buscar y la llevaban a las JRV. Hubo maña, como en Nueva Guinea, Darío, La Trinidad y otros municipios donde el Frente nunca ha ganado. Votos dobles, actas con números que no pueden ser, y todo lo que han hecho en elecciones anteriores, tanto el Frente como otros partidos antes de ellos.

Pero y ahora, ¿qué? Hay gente que cree que el relevo generacional y nuevos liderazgos van a significar algo dentro de los partidos. Pues yo estuve en 40 municipios diferentes el mes antes de las elecciones, y vi muchos candidatos y candidatas jóvenes, que no fueron puestos de dedo sino consensuados, y lograron ganar en sus alcaldías, ante toda adversidad.

Y talvez si. Pero hace falta propuesta unificadora, porque nombres hay montones, y los problemas que tenemos son más. Y eso no he escuchado de algunos que sólo piden que se vaya uno para estar ellos.


¿Ahora que? No es el momento de generar fricciones, sino de sumar, y sumas que tengan resultados, porque hay sumas que restan. También es hora de los jóvenes, de integrarnos en el esfuerzo por un país mejor y de propuestas frescas. La pelota esta en nuestra cancha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario